Dieta del plátano para bajar de peso

Hoy en día el realizar algún tipo de las diferentes dietas que ahí en existencia es algo que se volvió una completa tendencia, este es un hecho que están llevando a cabo una gran número de personas siendo las mujeres con más pronunciación y es que es sabido que las dietas aparte de ser para conseguir una buena salud y tener un organismo sano, es muy vital para llegar a bajar de peso y conseguir tener un cuerpo ideal, en el caso de las mujeres esto les permite verse y sentirse mucho más bonitas y les brinda una gran ayuda para tener un autoestima alto y en el caso de los hombres les brinda mucho más seguridad en sí mismos y se sienten bien y con mejor aspecto físico, al momento de decidir realizar una dieta se debe consultar su médico experto en nutrición para que le haga una evaluación correspondiente y determine si el organismo está apto para la misma o no.

 El plátano es una fruta que está ubicada en uno de los alimentos propiamente sanos ya que este tiene un alto contenido de nutrientes y minerales que le dan a la persona una gran fuente de energía y ayudan a que se pueda lograr el bajar de peso, este mismo cuenta con calcio, potasio, vitaminas y gran fibra lo que permite a la persona luego de consumirlo tener sensación de llenura y así consigue quedar satisfecho sin tener que consumirlo en grandes cantidades.

 Esta dieta se puede llevar a cabo desplegada para 3 días en específico o bien por un tiempo que no sea más prolongado de una semana para evitar posible debilitamiento o algún problema, los 3 días se desglosan de la siguiente manera:

 Día 1
 En el desayuno, un plátano y un vaso de leche descremada.
 A mitad de mañana, un té o café y se endulza con sacarina.
 En el almuerzo, un plátano con queso burgos y un té.
 En la cena, un plátano.

 Día 2
 En el desayuno, una tostada de pan integral, un plátano y un yogurt descremado.
 En el almuerzo, una sopa de verduras, dos plátanos con requesón y un yogurt descremado.
 En la cena, plátano combinado con un yogurt descremado y un té suave.

 Día 3
 En el desayuno, una tostada de pan integral con requesón, un plátano y un vaso de leche descremada. 
 En el almuerzo, una pechuga de pollo a la plancha, una ensalada verde con un toque de aceite de oliva y un plátano.
 En la cena, un huevo cocido, plato de verduras aliñadas con un toque de aceite de oliva y dos plátanos.

 Para acompañar esta dieta es muy importante no olvidar el consumo adecuado del agua para mantener el cuerpo con una buena hidratación, se debe consumir por los menos dos litros de agua de forma diaria.

Violetta
Tengo ya una semana y media haciendo una dieta muy parecida a esta solo que tiene también proteína imagino que por eso es que no me ha ocurrido sentirme débil como tal y puedo decir en este corto tiempo que me ha ido muy bien y he bajado de peso de forma gratificante.

La dieta de la que aquí se habla se ve que es para efectos mucho más rapidos puede que en alguna oportunidad la haga así como está, por ahora debe terminar con la que estoy que será solo por un mes y ya me falta poco.