Dieta para quemar grasa y ganar musculo hombre

Se cuenta en la actualidad con diferentes tipos de dietas y muchas de estas con un propósito en común o bien sea distinto, ya sea para ganar o perder peso, aunque sin duda alguna la que resulta más común es la de perderlo, las dietas cada día que pasan obtienen un puesto significante en el populismo de las personas que consiguen realizarlas con el fin de tener un mejor aspecto físico, consiguiendo de esa manera estar bien con su cuerpo y automáticamente refuerzan su autoestima manteniendolo alto, si bien esto de las dietas es algo más usado por las mujeres, los hombres también se están pronunciando por el hecho de conseguir un cuerpo y músculos mas definidos, lo que les permitirá verse mucho más atractivos.

No se debe olvidar que para llevar a cabo alguna dieta sea hombre o mujer debe contar con la opinión médica que le pueda brindar en este caso un especialista en nutrición, para así saber si se encuentra en las condiciones adecuadas para realizar la misma sin dañar su salud, la idea es verse bien pero sentirse bien es fundamental.

Como bien es sabido para el hombre es mucho más fácil ganar masa muscular y una mejor definición en su musculatura, ya que el mismo consigue siempre contar con más fuerza para realizar ejercicios con esfuerzo físico a la hora de realizar los entrenamientos, lo que combinado con una alimentación rica en fibra y proteína le permitirá llegar a los resultados deseados.

Este tipo de dieta por lo general suelen ser por el lapso de tiempo de una semana, pero no estaría nada mal si la persona consigue adoptar esta forma de comer en su día a día, ya que la idea y el fin es conseguir comer sano y saludable de manera regular, para que los resultados sean permanentes.  

Los alimentos que se pueden llegar a incluir en la dieta para quemar grasa y ganar musculo los puedes adoptar de la siguiente forma:  

En el desayuno

Una taza de cafe con leche desnatada sin azucar.

Ocho cucharadas de avena con agua o leche descremada.

Un puñados de almedras.

Seis fresas frescas.

A media mañana

Un yogur desnatado.

Una manzana.  

En el almuerzo

Un pedazo de salmón a la plancha con poca sal.

Un plato de legumbres al vapor con un toque de aceite de oliva.

Una manzana y una pera.  

A mitad de la tarde

Ensalada de frutas.  

En la cena

Dos rebanadas de pan integral con queso burgos.

Un kiwi.

Un yogur desnatado.

Una taza de infusion de te sin azucar.

Sabrina Guzman
Esta dieta se ve muy buena y es que se nota que con ella no se va a pasar para nada hambre por lo completo y nutritivo que se ve el menú que se puede llevar y también por que cuenta con más de tres comidas sanas.

Lo genial sería que la pudiera hacer hombre y mujer y que de el mismo efecto, pero claro está que los organismos del hombre y de la mujer son muy distintos.