Dieta para bajar de peso en una semana 7 kilos

Por lo normal las dietas para bajar de peso en el corto tiempo de una semana suelen ser dietas que las personas realizan por un motivo o fin específico, de los que pueden ser una fiesta o reunión importante como lo puede ser un matrimonio, una fiesta de 15 años o algún otro evento de gran magnitud e importante, una semana es un tiempo en que la persona requiere una gran dedicación y esfuerzo para lograr que el objetivo de bajar por lo menos los 7 kilos sea posible, es importante que quien vaya hacer esta dieta esté preparado de forma mental para cumplir con comer de la forma que esta dieta lo requiera, pues debe estar preparado para dejar los hábitos de siempre donde solía comer todo lo que quería o le provocaba.

En general estas dietas llegan a ser más usadas por las mujeres ya que son ellas las que en tan poco tiempo buscan tener una mejor figura para que ese traje que tanto desea ponerse se le vea de lo mejor y por supuesto con una muy buena figura que lo moldee, estas dietas son muy intensivas y requieren una gran cantidad de hidratación del organismo para evitar así que ocurran situaciones como falta de energía, cansancio o debilidad. La meta de bajar los 7 kilos en una semana también se puede lograr porque aparte de comer bien y sano se puede combinar con una serie de ejercicios que sean por esa semana también y que sean con algo de intensidad para que los resultados tengan mucho más éxito y sean aún más visibles en ese tiempo.

Para esta dieta está claro que debe ser eliminada por completo las comidas con grasas o altos niveles de azúcar para evitar el efecto de volver a subir de peso aun cuando este en proceso la dieta.

Un ejemplo de un buen y adecuado menú para esta dieta es el de las siguientes comidas permitas en las horas que corresponden de un día:

En el desayuno: Una taza de cereal integral con leche descremada y dos fresas.

A mitad de mañana: Una barra nutritiva integral o una fruta de su gusto que no contenga mucha azúcar.

En el almuerzo: Un taza de consume de verduras bajo en sal, arroz integral y pechuga de pavo.

A mitad de la tarde: Una fruta de preferencia cítrica.

En la cena: Un huevo hervido, una rebanada de pan integral y un yogurt desnatado.

Importante es que las fuentes de energía en estas dietas no falten, por esto un batido de frutas naturales y bajas en azúcar o un batido verde entre comidas no sería para nada mal y según sea la preferencia y gusto de la persona los menús pueden ser distintos siempre siguiendo los alimentos adecuados para no interrumpir la dieta.